AZ Abogados

977 330 384

info@azabogados.pe

x
Hola
bienvenido a AZ Abogados

Ahora puedes ponerte en contacto con todos los profesionales inscritos en la plataforma.

Recomendaciones de cara a un cobro de deuda



CATEGORIAS:

CIVIL,

La pandemia que estamos atravesando este 2020 nos ha traído, entre otras cosas, una crisis financiera que afecta a empresas y personas naturales en sus relaciones comerciales. Durante este tiempo, la gran mayoría de clientes que he recibido buscan cobrar deudas, ya sea por créditos o derivadas de rentas impagas por sus arrendatarios.

Soy abogado con más de trece años de experiencia en litigios y resolución de conflictos, y estas son mis recomendaciones:

1. Siempre redacten un contrato o dejen por escrito las características del préstamo o figura legal en la que se encuentren, no dejando suelto, en cuanto al crédito, lo siguiente: (i) monto, (ii) tasa de intereses, (iii) fecha de inicio, (iv) fecha de pago, (v) lugar de pago.

2. Pidan una letra de cambio en blanco, para que la misma sea completada en caso de falta de pago según los términos y condiciones del contrato. Esto les ahorrará tiempo y dinero al momento de cobrar, o mejorará su posición de cara a un litigio.

3. Busquen negociar el pago o cobro de la deuda. Analicen siempre su real posición en cuanto al eventual conflicto, se puede tener la razón jurídica pero algunas veces las viabilidades de cobro son muy lejanas o remotas. Recuerden “es mejor un mal acuerdo que una buena guerra”.

4. Revisen los antecedentes crediticios de su contraparte. Busquen información en centrales de riesgo, consulten en el registro de morosos del poder judicial, pidan referencias. Las relaciones interpersonales – y sobre todo las que tiene dinero de por medio – necesitan que las partes se conozcan para que funcionen. Algunas veces a primera impresión la persona con la que se vincularán parece la mejor opción, pero realmente no lo es cuando se revisan sus antecedentes financieros o anteriores relaciones comerciales. Recuerden, hay oportunidades que se aprovechan mejor dejándolas pasar.

5. Asesórense por un abogado. Muchas personas creen que esto es un gasto, pero no lo es, es una inversión. Hay dos formas de ver al servicio legal, como reactivo o como preventivo. Esta última es la más recomendable, ya que les puede ahorrar costos, tiempo y malas experiencias futuras. Hay varios aspectos que deben revisarse antes por un experto. Si conviene una cláusula de litigios ante el poder judicial o ante un tribunal arbitral, es una de las más importantes, puesto que la idea del negocio y la cuantía de este, van a permitir decantarse por una u otra alternativa, o generar una mezcla de ambas.

6. Finalmente, si ya deciden ir a un litigio, valoren y tasen realmente sus expectativas y posibilidades. Conozco muchos clientes a los cuales sus asesores previos – por obtener beneficios de ellos – les dieron una expectativa de ganar un juicio sumamente elevada sin antes haber analizado el material probatorio para sustentar el caso.

Los casos y en general los litigios no se ganan solos. No basta con tener la razón, sino con probar tenerla y para ello hay que hace un trabajo previo de recolección de pruebas, y si no las hay, se deben crear las mismas. Martín Alegría Consultor DMA Experto en Litigios y Derecho Civil DMA Consultores Asociados http://dmaconsultores.com/


Dejar un comentario








©Copyright 2019 AZ Abogados (Todos los Derechos Reservados) - Diseñado por Foco 74

x